Cremoso de avellanas y vainilla

Éste cremoso de avellanas y ganache montado o batido de vainilla, es sin duda uno de las postres con unos sabores y unas texturas, más deliciosas y delicadas, que podrías encontrar en cualquiera de las elaboraciones que hoy día se encuentran en la alta repostería.

Por supuesto, es solo una idea la que te traigo, tú puedes versionarlo y llevarlo al formato que más te guste (en vasitos individuales, en molde con formas diferentes, etc.) e incluso cambiar alguno de sus sabores (vainilla por caramelo o avellanas por cualquier otro fruto seco ).

¡Espero que te animes con este postre, estoy convencido que os va a encantar!

Cremoso de avellanas y vainilla

Ingredientes:

Para 6 tartaletas (8 cm Ø)

Base: Masa sablé

  • 360 g de harina de repostería
  • 50 g de almendra molida
  • 120 g de azúcar glass
  • 180 g de mantequilla
  • 1 huevo mediano
  • 1 pizca de sal

Para el proceso de elaboración te dejo la entrada tutorial que publiqué hace un tiempo, dónde podrás seguir el paso a paso completo de la elaboración, junto con consejos, pequeños trucos, tipos de moldes y diferentes tartaletas (de chocolate, té matcha ….) que puedes elaborar. Una entrada imprescindible para conseguir las mejores tartaletas de masa sablé que hayas hecho nunca.

Cremoso de avellanas y vainilla

Relleno: Cremoso de avellanas

  • 200 g de praliné de avellanas
  • 40 g de nata o crema de leche 35% MG
  • 130 g de nata 35% MG (muy fría)
  • 3 g de gelatina neutra en hojas

Hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos. Una vez han pasado los 10 minutos, retirar las hojas del agua, escurrir y reservar.

En un bol apto para resistir temperaturas altas, verter el praliné de avellanas.

Poner el primer peso de nata (el más bajo) en un cazo a fuego medio. Justo cuando rompa a hervir, retirar del fuego, añadir la gelatina hidratada y mezclar hasta que se funda perfectamente.

Seguidamente verter sobre el praliné de avellanas y mezclar ligeramente con una espátula.

Pasar la crema a una jarra alta y emulsionar con la ayuda de una túrmix durante 2-3 minutos o hasta conseguir una crema suave y muy cremosa.

A continuación, verter la segunda cantidad de nata (muy fría) y volver a emulsionar con la túrmix hasta conseguir una crema homogénea y muy cremosa.

Verter y repartir el cremoso entre las tartaletas de masa sablé. Reservar.

Cremoso de avellanas y vainilla

Ganache montada o batida de vainilla

  • 150 g de chocolate blanco
  • 85 g de nata 35% MG (peso 1)
  • 200 g de nata fría 35% MG (peso 2)
  • 20 g de vainilla en pasta
  • 30 g de azúcar
  • 16 g de glucosa
  • 2 g de gelatina neutra en hojas

Hidratar la hoja de gelatina neutra en agua fría durante 10 minutos. Escurrir y reservar.

En un bol resistente al calor, fundir el chocolate blanco. Reservar.

Poner un cazo a fuego medio con el primer peso de nata, el azúcar y la glucosa. Justo cuando rompa a hervir, retirar el cazo del fuego, añadir la hoja de gelatina hidratada y mezclar hasta que se funda perfectamente.

Verter la nata con los azúcares y gelatina, sobre el chocolate blanco fundido y mezclar hasta conseguir una crema homogénea. Seguidamente pasar la crema a una jarra grande y con la ayuda de una túrmix, emulsionar durante 2 minutos.

A la crema le añadimos ahora el segundo peso de nata (bien fría) y mezclamos con una espátula hasta incorporarla, seguidamente emulsionar de nuevo con la túrmix durante 2-3 minutos.

Tapar el bol o jarra con papel film a piel y reservar en el frigorífico durante unas 12 horas o de un día para otro.

Retirar la ganache del frigorífico y batir a velocidad lenta hasta tener la ganache montada (no sobre mezclar, sino la ganache se cortará).

Verter la ganache en una manga pastelera, provista con una boquilla rizada o saint honoré y decorar sobre el cremoso de avellanas.

Cremoso de avellanas y vainilla

Se puede terminar de decorar nuestro postre con avellanas y unos puntos de praliné de avellanas.

Cremoso de avellanas y vainilla
Cremoso de avellanas y vainilla
Cremoso de avellanas y vainilla

¡¡¡Una deliciosa elaboración de alta repostería al alcance de tú mano!!!

Cremoso de avellanas y vainilla

¿Te perdiste la entrada anterior?

Tarta namelaka de chocolate Dulcey y frutos secos garrapiñados

Tarta namelaka de chocolate Dulcey y frutos secos garrapiñados

Este Blog sin tus comentarios no sería el mismo, así que muchas gracias por formar parte de él. Tan solo déjame tu nombre y el de tu blog (si tienes). Me gustará pasar a visitarte.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia y para generar nuestras estadísticas. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea.    Más información
Privacidad