Cremoso de vainilla y manzana

El postre de hoy es de esos que te activará todos los sentidos: Cremoso de vainilla y manzana.

La combinación de lo visual, dando forma de manzana a nuestra elaboración, con su sabor, nos lleva a un momento mágico desde la primera cucharada.

La suavidad y el aroma que nos aporta una vainilla gourmet, combina a las mil maravillas con la frescura de la compota de manzanas con vainilla y sidra.

Sigue la receta hasta final (entre otras cosas para ver el corte de la manzana) y descubre las 3 elaboraciones de las que consta este delicioso postre: relleno de compota de manzana, vainilla y sidra, cremoso de vainilla y glaseado espejo.

Verás cómo serás capaz desde casa, con ingredientes comunes y fáciles de encontrar, elaborar una joya de postre como éste.

Entra en mi perfil de Instagram y ve el video de su elaboración.

Cremoso de vainilla y manzana

Relleno: Compota de manzana con vainilla

  • 200 g de manzana Gran Smitch (cortada en pequeños cubos)
  • 35 g de azúcar
  • 1 vaina de vainilla Periel Gourmet✔clica saber más
  • 200 g de sidra (con o sin alcohol)
  • 4 g de gelatina neutra en hojas

Hidrata la gelatina en agua fría durante 10 minutos. Escurre y reserva.

Pon un cazo a fuego medio con la sidra, el azúcar, las semillas y la vaina de vainilla.

Cuando el azúcar se haya disuelto (aproximadamente 3-4 minutos a fuego medio), incorpora los dados de manzana y remueve durante otros 6-8 minutos más o hasta tener la manzana blandita.

Retira el cazo del fuego y añade la gelatina hidratada. Mezcla.

Vierte sobre las cavidades del molde y congela.

Cremoso de vainilla y manzana

Cobertura: Cremoso de vainilla

  • 300 g de nata para montar 35% MG (peso 1)
  • 260 g de nata para montar 35% MG (peso 2)
  • 1 vaina de vainilla Periel Gourmet✔clica saber más
  • 100 g de chocolate blanco
  • 5 g de gelatina neutra en hojas

Hidrata la gelatina en agua fría durante 10 minutos. Escurre y reserva.

Funde el chocolate blanco y reserva.

Calienta el primer peso de nata junto con las semillas de vainilla y su vaina: justo cuando rompa a hervir, retira el cazo del fuego, añade la gelatina hidratada y mezcla hasta que se incorpore.

Cremoso de vainilla y manzana

Vierte la nata caliente sobre el chocolate blanco y emulsiona durante unos minutos con la ayuda de una túrmix.

Añade el segundo peso de nata (fría) y vuelve a emulsionar con la túrmix unos minutos más.

Vierte sobre las cavidades de los moldes, insertando el relleno de compota de manzana y vainilla (congelado) en el centro del mismo.

Cremoso de vainilla y manzana

Glaseado espejo verde manzana

  • 75 g de agua
  • 150 g de azúcar
  • 150 g de jarabe de glucosa
  • 80 g de leche condensada
  • 150 g de chocolate blanco
  • 75 g de glaseado o nappage neutro
  • 10 g de gelatina neutra en hojas
  • Colorantes hidrosolubles verde manzana y amarillo

Hidrata las hojas de gelatina en agua fría durante 10 minutos. Escurre y reserva.

Funde el chocolate y viértelo en una jarra.

Añade la leche condensada y el glaseado o nappage neutro. Emulsiona con la túrmix 1-2 minutos. Reserva.

Pon un cazo a fuego medio con el agua, el azúcar y jarabe de glucosa. Antes de que rompa a hervir (sobre los 85-90ºC), retira del fuego, añade la gelatina hidratada y vierte sobre el chocolate, leche condensada y nappage. De nuevo con la túrmix, emulsiona durante unos minutos.

Añade los colorantes de a poco a poco, emulsiona y ves observando que consigues el color deseado.

Reserva hasta que tengas que glasear la elaboración.

Montaje y acabado

Cremoso de vainilla y manzana

Desmolda cuando tengas el cremoso de vainilla y manzana perfectamente congelado.

Calienta si es necesario el glaseado para poderlo usar a 30-35ºC

Sumerge las manzanas en el glaseado un par de veces y deja que escurra el exceso de glaseado.

Cremoso de vainilla y manzana
Cremoso de vainilla y manzana

Coloca sobre un tapete de silicona o bandeja con papel de horno y haz rodar suavemente para que termine de escurrir el exceso de glaseado.

Coloca sobre el plato o bandeja en el que lo vayas a servir y reserva a temperatura ambiente o en el frigorífico, dependiendo de cuando lo vayas a servir.

Cremoso de vainilla y manzana
Cremoso de vainilla y manzana
Cremoso de vainilla y manzana

¿Te perdiste la entrada anterior?

Tartaletas de chocolate, frambuesa y vainilla

Este Blog sin tus comentarios no sería el mismo, así que muchas gracias por formar parte de él. Tan solo déjame tu nombre y el de tu blog (si tienes). Me gustará pasar a visitarte.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies para ofrecerte una mejor experiencia y para generar nuestras estadísticas. Si sigues navegando estarás aceptando su uso. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea.    Más información
Privacidad